Entradas destacadas

El Goalball en Calama: Entrevista con Maribel Ramírez

Maribel luce sonriente y tranquila. Aferrada a su copa, ganada en la última competencia que disputó en Antofagasta a fines de junio, nos habla de su vida y de su gran pasión: el Goalball, deporte adaptado para ciegos creado a mediados del siglo pasado y que en los últimos años ha vivido un auge en nuestro país. Habiendo llegado de casualidad a este deporte, lo practica hace dos años, cambiándole la vida para siempre y motivándola a seguir adelante.

 

Sobre sus sueños, anhelos, apuntando al deseo de crear un club de Goalball aquí en la ciudad, entre otros temas, Maribel Ramírez conversó con Cormudep Calama para compartir su experiencia y hacer entender a otras personas que se encuentran en su misma situación que todo es posible, que hay que superarse y salir adelante, y que para ello el deporte es fundamental.

 

¿En qué consiste este deporte?

 

Es un deporte que fue adaptado en la Segunda Guerra Mundial para los soldados que quedaron ciegos y con disminución visual. Es un balón que pesa entre 1 kilo y cuarto a 1 kilo y 350 gramos, parecida a una pelota de básquetbol y viene con un cascabel dentro. La cancha donde nosotros jugamos es de 18 metros de largo por 6 metros de ancho y se juega a ras del suelo porque la cancha también está hecha a ras de piso.

 

¿Como se juega este deporte?

 

Bueno, este deporte se juega lanzando la pelota, y al llegar el balón a mis manos, yo tomo el balón, me paro, me devuelvo hacia mi arco, de ahí corro unos pasos y lanzo a ras del suelo, ese es el lanzamiento que se hace.

 

¿Cómo llega a este deporte usted?

 

Bueno, yo soy masoterapeuta y estaba tomando un curso de masoterapia con dos compañeros llamados Sebastián Aguirre y su pareja llamada Nuri Rojas; ella fue la que me invitó a jugar este deporte.

 

¿Hace cuánto tiempo fue esto?

 

Hace dos años me invitaron a participar de este deporte, y desde ahí estoy en el Club Halcones de Antofagasta.

 

¿Acá en Calama hay clubes que practiquen esto?

 

No, acá en Calama no hay ningún club de Goalball.

 

¿Cómo le ha ido compitiendo en este deporte?

 

Como en todo deporte, a veces se gana y a veces se pierde. Por ejemplo, ahora estoy con la copa que conseguimos al ganar el primer lugar en una competencia que hubo el 29 de junio en Antofagasta, y tenemos otra competencia el 24, 25 y 26 de agosto en Antofagasta también, ya que todas las competencias se están haciendo allí porque acá en Calama no hay un equipo de este deporte.

 

En octubre también tenemos competencia. En noviembre tenemos a nivel nacional, se juntan los equipos de acá del norte con los del sur, y de igual forma, para el 20, 21 y 22 de septiembre nos llegó una invitación para un campeonato en Tacna.

 

¿Cuáles son las expectativas que tiene respecto a esos campeonatos y desafíos que tiene?

 

Bueno, las expectativas son ganar, mientras más copas y más medallas se tengan es mejor, porque yo estoy jugando y soy la única calameña que está practicando y jugando el deporte, y mi intención es formar un equipo acá, porque no hay equipo de Goalball, entonces esa es mi expectativa, poder tener un equipo de Goalball.

 

¿Con respecto a esto último, sobre la intención que usted tiene de formar un equipo de Goalball, que le estaría faltando a usted para formar esto?

 

Lo que nos está faltando es personas ciegas o con disminución visual. Para hacer un pequeño resumen, podemos decir que los ciegos se dividen en tres etapas: están los B1, que soy yo porque soy ciega total, no tengo visión, nada, nada. Luego están los B2 que son los ciegos que alcanzan a percibir algunas sombras, colores, algunos reflejos y después vendrían los B3, que son las personas que tienen un 50% o 70% de visión.

 

El equipo de mujeres este año en los deportivos paranacionales tuvo muchos cambios, los cuales son porque las mujeres que juegan al Goalball son muy pocas, entonces nos dieron la opción de poder tener dos mujeres que vean en el equipo para que puedan jugar con nosotras, pero esto es con una jugadora vidente por fecha.

 

Dentro de este deporte entonces, ¿igual se van categorizando según la etapa de ceguera en la que se encuentren?
 

Claro, porque este año nos dieron opción a eso debido a que mujeres ciegas que jueguen el deporte es muy difícil encontrar, son más hombres que mujeres las competidoras.

 

Finalmente, desde su experiencia practicando este deporte hace ya dos años, que le puede entregar como mensaje a las personas que se encuentran en su misma situación?

 

Bueno, lo que yo puedo decir es que no se queden encerrados en las casas, porque yo a pesar de ser ciega total no lo he hecho y para ello el deporte me ha ayudado mucho, el deporte es bueno, nos hace bien, es una manera de sobrellevar la cruz que nosotros tenemos y aparte que es un deporte muy entretenido, requiere harto acondicionamiento físico, también concentración para escuchar el balón, entre otros beneficios bastante importantes.

 

Compartir Facebook
Please reload

Nueva edición del boletín Cormudep “Somos Deporte”

13/11/2019

1/10
Please reload

Entradas recientes